¿Por qué automatizar?

Domotica3D le sugiere 10 buenas razones de valor que justifican automatizar el sistema eléctrico de la propiedad inmueble y hacerla moderna, eficiente y segura.

1. La automatización y el control hacen que el edificio sea moderno, innovador y prestigioso.

Es impensable construir un edificio sin un sistema de automatización y control abierto y orientado al futuro.

De esta manera, el edificio es por su naturaleza innovador y seguro, mantiene el valor y el atractivo comercial a lo largo del tiempo y contribuye a la sostenibilidad del medio ambiente.

2. Mejor calidad de vida,
más confort visual y térmico,
facilidad de uso.

Todas las funciones se pueden controlar con un solo dispositivo, intuitivo y fácil de utilizar.

Cada instalación se adapta de manera flexible a las necesidades y requerimientos de la persona, gracias a la posibilidad de una sencilla y a la vez amplia personalización.

El control de la iluminación es completo: encendido y apagado, atenuación, elección de combinaciones de colores para fuentes LED RGBW. El concepto de «luz dinámica» se convierte en realidad: el brillo y la calidez del color se adaptan para acompañar al usuario sin alterar los ritmos biológicos, favoreciendo la concentración y aportando gran comodidad visual.

La gestión de persianas está automatizada: se ajustan automáticamente para limitar o explotar la luz natural, ahorrando energía en calefacción y aire acondicionado. Si llueve o hiela, toldos y persianas se colocan en una posición segura. Así mismo, es posible controlar la humedad relativa y la calidad del aire aumentando el bienestar.

En lo que se refiere a la seguridad, se pueden realizar maniobras disuasorias e incorporar todos los gadgets imaginables. Se pueden definir diferentes escenarios para crear ambientes al instante, solo con una tecla o un ícono en una pantalla táctil.

3. Escalabilidad
y modularidad
del sistema.

Los sistemas domotizados no permanecen inamovibles en el tiempo. Las necesidades cambian, por lo que es importante saber cómo diseñar un sistema para que se pueda ampliar en el futuro, incluso si ha pasado mucho tiempo desde su creación.

Por eso es importante que el diseño del sistema sea lo más sencillo posible y se definan adecuadamente los requisitos, tanto si se trata de una obra nueva como de una reforma.

La ventaja de la domótica es que proporciona la máxima libertad y flexibilidad en los dispositivos que sean necesarios. Se puede configurar un sistema con lo mínimo necesario a un coste muy bajo y desarrollar posteriormente las ampliaciones necesarias según las necesidades se vayan presentando.

Hay que destacar que domotizando, el cableado del sistema es mucho más simple que la solución tradicional debido a la menor necesidad de cables.

4. Control e interacción con el sistema desde cualquier lugar, local o remotamente y en cualquier momento.

La automatización de sistemas ha dado un paso de gigante gracias a dos circunstancias: la presencia de internet y los dispositivos móviles.

Gracias a los dispositivos móviles como teléfonos inteligentes o tabletas que cuentan con interfaces amigables e intuitivas, el control de los sistemas es una tarea sencilla y agradable. Se pueden agregar herramientas y funciones con aplicaciones donde los tiempos de respuesta son inmediatos.

5. Mantenimiento y
aumento del valor de la propiedad a lo largo del tiempo.

Un inmueble que añade sistemas de automatización hace que se revalorice la propiedad en caso de renovación.

A lo largo del tiempo, el aumento del valor de la propiedad añade un 5% aproximadamente en nueva edificación. Así lo atestiguan más de la mitad de las agencias inmobiliarias de Estados Unidos y Reino Unido donde los nuevos edificios se diseñan con estos dispositivos de automatización.

6. Sistema seguro y fiable.

La automatización es apta tanto para obra nueva como para reformas, debido a la simplicidad del diseño y a la necesidad de requisitos mínimos. Estos sistemas utilizan paneles e interruptores conectados a muy baja tensión, lo que redunda en mayor seguridad, sin ningún riesgo de descarga eléctrica y, además, reducen la contaminación electromagnética en el hogar.

Por último, es importante señalar que el sistema no requiere mantenimiento ni intervención periódica.

7. Ahorro de recursos gracias al aumento de la eficiencia energética y la explotación de suministros gratuitos mediante fuentes renovables.

La palabra “ahorro” ya justifica cada acción de automatización pero ¿Cuánto es posible ahorrar?

Con una caldera controlada con termostatos inteligentes, el ahorro promedio alcanza el 30% sin tener en cuenta el confort y la comodidad.

Gracias a la combinación de una sencilla estación meteorológica, válvulas inteligentes, sensores de ventanas, sensores de presencia y el aprovechamiento de la luz solar es posible reducir considerablemente el consumo de energía, aún más. En habitaciones y otros espacios de la propiedad, cada grado centígrado (ºC) de reducción de temperatura corresponde a un ahorro de aproximadamente un 6% en energía.

Las casas y edificios inteligentes están diseñados para poderse conectar en el futuro a una red inteligente como parte de una ciudad sostenible. Esta gestión automática de la demanda energética del edificio permitirá grandes ventajas, como por ejemplo, responder a la demanda de energía cambiando parte del consumo según el precio de la electricidad en ese momento.

8. Deducción fiscal
explotación
de incentivos.

Como consecuencia del esfuerzo de administraciones e iniciativas legislativas en marcha, la automatización permitirá beneficiarse de deducciones de impuestos.

9. Muy pequeña diferencia en los costos de realización del sistema en comparación con la tecnología tradicional.

9. Muy pequeña diferencia en los costos de realización del sistema en comparación con la tecnología tradicional.

La diferencia entre un sistema tradicional de electrificación de un inmueble y uno automatizado es de, aproximadamente, el 20%. Esta diferencia se ve compensada por el menor tiempo de instalación, que se reduce considerablemente y por el ahorro en el coste de materiales como cables y tuberías.

10. Protección de la inversión a lo largo del tiempo.

La automatización de inmuebles con el estándar KNX garantiza la durabilidad del sistema a largo plazo. Además, esta durabilidad implica que en el futuro no habrá problemas de repuestos y actualizaciones. En estos momentos, hay más de 400 fabricantes a nivel mundial del más alto nivel (ABB, Schneider Electric, Siemens, Jung, Ekinex, Bticino y 396 más).

Como añadido, resaltar que el protocolo KNX, cuya difusión en el mercado no tiene precedentes, así como la formación estandarizada permanente aseguran la disponibilidad de técnicos expertos e integradores de sistemas competentes.